Blog

La comunicación de malas y buenas prácticas (como vía para la denuncia y el aprendizaje)

El interés por la relación existente entre la corrupción y el sector privado se ha incrementado en los últimos tiempos. La corrupción ha planteado una constante lucha, hasta alcanzar un punto muerto, el mundo ha adquirido una gran preocupación debido al incremento de las fuentes de origen de la corrupción, ya que esta proviene de diferentes agentes económicos y sociales.

En recientes periodos, debido al incremento del valor otorgado a problemas ambientales y sociales, se ha generado un mayor interés por la relación emergente de la corrupción con el sector privado, ya que las compañías son un factor determinante en la generación y mantenimiento de dichos problemas. La corrupción es un enorme problema, que continuamente genera grandes costos para la sociedad, entre los cuales destaca la pobreza, que mantiene mayores índices de impacto en países subdesarrollados o en vías de desarrollo. Un punto a destacar es que las compañías tienden a reflejar diferentes patrones de comportamiento, relacionados con el país en el que se encuentran.

La mayoría de los casos o sucesos relacionados con una empresa y la corrupción o un tipo de soborno, ha suscitado en países en vías de desarrollo. Aproximadamente el 64% de medio millón de casos de corrupción se ha desarrollado en países subdesarrollados o en vías de desarrollo, durante los últimos diez años.

Pero este no es el único efecto negativo derivado de la corrupción del sector privado, además de ello, la corrupción que genera o sucede en las empresas limita el desarrollo de la economía, se tiende a una deficiencia de inversionistas derivado de la falta de confianza en las empresas, el incremento del riesgo, mismo generado por las empresas, también genera mayores costos para los empresarios, los índices de solvencia regionales bajan y la credibilidad de los profesionistas, empresarios y el gobierno en general decrece.

Para resolver este problema planteado por el sector privado, es necesario crear una herramienta que haga frente a la corrupción, lo que necesariamente implica la necesidad de un mayor nivel de transparencia de la información de las compañías. Ya que de acuerdo a diversos estudios es cada vez mayor el caso de ciertas inversiones que toman en cuenta criterios sociales y medioambientales en sus tomas de posición, es decir, hay una tendencia de crecimiento de los inversionistas que buscan empresas, no solo que sean rentables, sino que aporten más a la sociedad o al medio ambiente, que se preocupen por lograr un cambio positivo y que integren dentro de sus objetivos ayudar hasta cierto nivel al mundo.

Además de esto los inversores buscan mayores niveles de transparencia, ya que estos están interesados en la información de participación de la compañía en actividades ilegales como la corrupción, en la contaminación que generan al medio ambiente y en la venta de productos potencialmente peligrosos, además que los temas de gobernabilidad, aunque en menor proporción, también generan o reducen el valor de una empresa, al igual que los temas sociales.

El único problema con esto es que las empresas, al no estar realmente obligadas a revelar esto, y el gobierno de igual forma no audita esta información, tienden a aprovechar para maquillarse, es decir presentan información equívoca para mejorar su apariencia ante los inversionistas, sin realmente realizar las acciones que mencionan en su información. Constantemente se observan compañías con un pobre desempeño social y medioambiental o empresas que han soportado un incidente negativo, que tienden a divulgar mayor cantidad de información positiva en relación a su desempeño en estos ámbitos que el resto.

Otra solución es un cambio en la gestión interna de las compañías, gracias al constante desarrollo e implementación de nuevas tecnologías, se puede generar una respuesta ante la necesidad de mantener la legitimidad de una empresa intacta, e incluso adelantarse a futuros problemas que puedan llegar a afectar esta percepción. Este tipo de soluciones, tras divulgarse ante la sociedad, pueden ayudar a la percepción y a la confianza que se tiene para con la empresa, ayudando a generar mayores oportunidad de gestión de capital a un menor costo financiero. Entonces se puede definir que hay una relación entre el proceso de revelación de la información y la instauración o existencia de mecanismos internos que favorezcan una gestión eficiente de los aspectos relacionados con el impacto social de la corrupción.

La relación con los stakeholders

Es importante primero conocer y definir quiénes son y qué papel juegan los stakeholders en las empresas, y cómo es que se da la corrupción entre esta relación. Según Urroz (2010). El término “stakeholders” agrupa a trabajadores, organizaciones sociales, accionistas y proveedores, entre muchos otros figurantes clave que se ven afectados por los decretos de una empresa. Estos actores se dividen en dos grupos:

Primarios: son primordiales para el operar de una organización. Este grupo envuelve a quienes tienen alguna relación económica con la empresa, un ejemplo de estos serían los proveedores, clientes, accionistas o trabajadores.

Secundarios: son aquellos que no ejecutan una acción directamente en el intercambio con la empresa, pero SÍ pueden perjudicar o verse afectados por las acciones de ésta. Aquí se encuentran por ejemplo los competidores, los medios de comunicación y las ONG´s.

De acuerdo con la CGU (2010). La integridad de las empresas con relación a sus stakeholders es uno de los principales requisitos para el ejercicio competente de sus actividades profesionales y un importante diferencial para la excelencia de los negocios. Es un fundamental que las empresas se rijan bajo principios éticos que estén orientados por valores y difundan estos mismos. Muchas veces los stakeholders ofrecen regalos a la empresa para tratar de cerrar tratos o sobornar al personal. Una propuesta para evitar y combatir la corrupción es que la empresa de transparencia de sus acciones, por ejemplo, una forma es que se informe siempre al jefe inmediato cuando se reciben este tipo de regalos. En la relación con el sector público, se debe observar el límite de ofrecimiento de regalos a los servidores públicos para asegurar la actitud ética de la empresa y su imagen ante sus stakeholders y la sociedad. Cuando una empresa adopta procedimientos de trabajo claros y determinados, actúa de una forma más transparente y contribuye a la construcción de la confianza ante los stakeholders. También es importante que
las empresas simplifiquen y documenten muy claramente sus reglas y sus operaciones internas, convirtiéndolos en perceptibles para que de esta forma la empresa pueda imposibilitar la práctica de actos de corrupción.  Agardoña (2009) menciona en “La lucha contra la corrupción: una perspectiva empresarial” que los miembros de una empresa, tanto empleados como directivos, no se adherirán a un código de conducta si no se ha hecho un esfuerzo por comunicarlo y difundirlo a todos los que les concierne, y esto, además del personal de la empresa, también puede incluir a stakeholders. La disputa contra la corrupción dentro de las empresas forma parte de su responsabilidad corporativa. El resultado de tomar partido en la disputa contra la corrupción debe ir más allá que el respeto a la ley. Una política anticorrupción asimilada dentro de una empresa tiende a la creación de un clima de mayor confianza dentro de la organización y la lealtad con sus stakeholders se tendrá una mayor calidad de gestión y una sólida reputación que en el largo plazo, se revertirá en mejores y más óptimos resultados económicos, sociales, y éticos.

Argandoña, A. (2007). La corrupción y las empresas. IESE Occasional Paper. Universidad de Navarra, España.

Agardoña, A. (2009). LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN: UNA PERSPECTIVA EMPRESARIAL. Universidad de Navarra. Recuperado de http://www.iese.edu/es/files/Cuaderno%20N%C2%BA4%20Final_tcm5-35716.pdf.

CGU. (2010). LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LAS EMPRESAS EN EL COMBATE A LA CORRUPCIÓN. INSTITUTO ETHOS DE EMPRESAS Y RESPONSABILIDAD SOCIAL. Recuperado de  https://www.unodc.org/documents/lpo-brazil/Topics_corruption/Publicacoes/Espanol-La-Responsabilidad-Social-Empresas-Combate-Corrupcion.pdf.

Urroz, F. (2010). ¿Qué son los stakeholders? Guioteca. Recuperado de https://www.guioteca.com/rse/que-son-los-stakeholders/.

De los usuarios de los servicios financieros en México y las prácticas para contrarrestar los efectos de la corrupción.

La evasión fiscal

A nivel mundial, existen prácticas individuales y colectivas que ponen en riesgo el desempeño de los sistemas financieros y el desarrollo económico de las naciones: la irresponsabilidad del sistema financiero y el riesgo sistémico, la corrupción estructural y coyuntural, el comercio de información privilegiada, el sobre endeudamiento de los gobiernos, y la evasión fiscal. Dentro de las anteriores, la evasión fiscal ha tomado cierta relevancia en el panorama internacional, gracias a casos mediáticos muy relevantes, como Panama Papers, entre otros, que han desafiado a las autoridades en materia fiscal a proponer innovaciones, homologar sistemas y cooperar mutuamente en temas tributarios.

La evasión fiscal no solamente es un problema enraizado en la corrupción, sino en los vacíos legales, los mecanismos ausentes, pero sobre todo, está desprovista de los incentivos correctos que permitan acotarla de tal manera que la renuencia a practicarla deje de ser redituable en términos del costo de oportunidad. Aquí habría que entender que los costos sociales de esta práctica no solo merman las finanzas gubernamentales; cierran las posibilidades de asignar estos recursos a obras públicas, sistemas de salud, educación, ciencia y tecnología, es decir, en términos del costo de oportunidad. En este observatorio se evaluarán los sistemas actuales de tributación en México: primero a partir de sus facultades, la normatividad vigente y datos de la evasión actual; continuará con los acuerdos suscritos por nuestro país y hará una revisión de algunas prácticas internacionales que puedan servir de modelo; y finalmente revelará algunas conclusiones sobre el análisis.

El panorama mexicano

En México, la Secretaria de Administración Tributaria es el organismo gubernamental desconcentrado encargado de las tareas de recaudación al fiscalizar a los contribuyentes y administrar los registros tributarios. Entre los años 2010 y 2015, el SAT contabilizó pérdidas por evasión fiscal, de más de 230,000 millones de pesos, de los cuales 150,000 corresponden al Impuesto Sobre la Renta (ISR), y 80,000 al Impuesto al Valor Agregado (IVA). Entre los principales esquemas de evasión se encuentran: la erosión de la base del ISR, en el cual se emiten facturas falsas para justificar operaciones ficticias; subcontratación con ayuda de outsourcing, para evadir ISR e IVA; Sociedad de Inversión de Bienes Raíces (Sibras), con irregularidades y evasión de ISR; fábricas de cojines que reparten dividendos a accionistas con fines inexistente; no expedición de comprobantes fiscales digitales; fraude por devolución y compensación; y por último, correos electrónicos apócrifos para cometer fraude electrónico (Gómez, 2015). Debido a lo anterior, el SAT ha implementado diversos métodos de fiscalización entre los cuales dos resultan prioritarios: la fiscalización electrónica que contempla sistemas automatizados y extensas bases de datos, y el requerimiento de comprobantes fiscales digitales (CFDI), con lo cual se desincentiva, en cierta manera, la emisión de documentos de nómina y deducciones apócrifos; en ambos casos se realizan cruces de información entre declaraciones, pagos e información relevante de grupos de contribuyentes seleccionados para detectar comportamientos atípicos e irregularidades (IMCP, 2014).

Quizá podríamos pensar que en México no existen los punitivos correctos que desincentiven las actividades anteriores, para ello sería conveniente revisar el Código Fiscal Federal, la norma que se encarga de regular el cobro de impuestos. El Artículo 108 del código estipula además de la retribución de impuesto, cuatro sanciones (todas en prisión), por el delito de defraudación fiscal: de tres meses a dos años cuando el monto sea menor a $1, 540,350.00; dos a cinco años cuando supere la anterior y no exceda $2, 310,520.00; de tres a nueve años, si es mayor a $2, 310,520.00; y de tres meses a seis años cuando no se pueda determinar el monto. Aquí convendría comparar con las sanciones que impone el Internal Revenue Service (IRS), que penaliza con un tiempo máximo de cinco años en prisión y una multa de $250,000.000 dólares a personas física y $500,000.00 dólares a corporaciones, más los costos derivados del proceso.

Acuerdos suscritos por México

En materia de acuerdos internacionales, México se adhirió a un convenio fundamental del cual se derivarían posteriormente decretos federales: el Foro Global sobre la Transparencia e Intercambio de Información con Fines Fiscales, un mecanismo estándar global de intercambio automático de información en materia financiera (OCDE, 2017). Este acuerdo, que entrará en vigor en septiembre del presente año, permite que los países suscriptores intercambien información en materia fiscal como reportes de inversiones, transferencias y cuentas financieras que tengan los habitantes de los países firmantes en más de 80 paraísos fiscales, y el extranjero; lo anterior también permitirá detectar a contribuyentes que no han pagado impuestos por ganancias por intereses o diferencias cambiarias (Patiño, 2017). El intercambio de información no tiene por único fin la detección y sanción de evasores del fisco, también contempla estímulos fiscales para repatriar capitales. El informe se entregará de manera estandarizada en el Common Reporting Standard, con el fin de homologar el análisis y los procesos técnicos.

En este mismo sentido, un instrumento derivado del acuerdo, y que ha articulado el gobierno federal, tanto para ejercer mayor control sobre la fuga de capitales, como incentivar la permanencia legal en el país de los mismo es el programa de repatriación de capitales: un esquema de retorno de capitales con una tasa reducida de ISR de 8 por ciento sobre el monto de los recursos que regresen a México de los contribuyentes; porcentajes muy por debajo de los vigentes del 30% y 35% para personas físicas y morales (SAT, 2017) . Este beneficio, con vigencia hasta el próximo mes de junio, aplica al capital que se destine a actividades como adquisición de bienes de activo fijo, investigación y desarrollo de tecnología, ejecución de proyectos propios del contribuyente dirigidos al desarrollo de productos, materiales o procesos de producción; así como en inversiones a través de instituciones de crédito o casas de bolsa en el país (Ramírez, 2017). La cláusula estrella del contrato es que no se podrán enajenar bienes o disminuir las inversiones en por lo menos dos años. Es decir, incentivo a los contribuyentes se encuentra tanto en la disminución de la tasa impositiva, como en la gama de actividades que puede invertirse el capital. Con el establecimiento de estas medidas la expectativa de retorno de capitales era de 10 mil millones de dólares; sin embargo, al mes de marzo del 2017, según datos del SAT sólo habían regresado 976 millones de pesos de capitales golondrinos (Forbes, 2017)

Otras prácticas internacionales que pueden ayudar.

Según el reporte List of Unco-operative Tax Havens publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) los paraísos fiscales, que serán analizados con mayor detenimiento en otro análisis, son el principal incentivo para evadir las obligaciones impositivas en los países de origen. El caso más célebre en los últimos años fue Panama Papers, en donde se filtraron más de 1.5 millones de documentos de personas de altos recursos, entre ellas, numerosos mexicanos. En materia de prácticas internacionales, un referente fundamental es la iniciativa de intercambio de información entre el bloque de 27 países de la Unión Europea con iniciativa en Luxemburgo para acabar con los paraísos fiscales en los próximos años; desde una perspectiva continental, América requiere acuerdos multilaterales para que los países puedan cooperar e intercambiar información. La lista de paraísos fiscales de la OCDE nombra a 12 países americanos, es decir, en donde millones de dólares procedentes de México se encuentran depositados (Higgins, 2013). Otras tres soluciones posibles serían: sistemas territoriales que no apliquen impuestos de país de origen a los ingresos extranjeros; bajar las tasas, es decir, a menor tasa una base más amplia; y reparto de impuesto por ventas en el extranjero (Bernstein, 2013).

Los sistemas tributarios internacionales enfrentan grandes retos que particularmente se refieren a otorgar los incentivos correctos para captar nuevamente los impuestos y no gastar recursos persiguiendolos, es decir, destinar esfuerzos preventivos y no correctivos. En el caso mexicano, las autoridades en materia fiscal han hecho esfuerzos importantes por homologar procesos y desarrollar nuevos, apelando a la innovación; bajo la reglamentación internacional, el análisis se vuelve más riguroso. Sin embargo, también habría que realizar un autoanálisis; aunque México tiene sólidos fundamentos macroeconómicos y ha presentado iniciativa en estructurar propuestas notables en materia de regulación fiscal y contención de fuga de capitales, no parece ser suficiente. Dejando de un lado el costo de oportunidad que enfrente de manera individual cada inversionista (ya sean los altos rendimientos, la certidumbre, el anonimato, o la exención de impuestos), existen dos temas en la coyuntura nacional que merman la credibilidad en los sistemas y las instituciones nacionales, y en los cuales habría que trabajar: la incongruencia gubernamental y el Sistema Nacional Anticorrupción.

Propuesta para combatir la corrupción en: Prácticas Profesionales

En diversas ocasiones, en la vida profesional se han observado diversas conductas de deslealtad profesional, dándose en muchos casos de forma relativamente esperada, es decir, era previsible. Ante la importancia de luchar contra la corrupción en todos los niveles, se proponen algunas recomendaciones prácticas a las empresas, dirigidas a prepararse adecuadamente para hacer frente a los problemas relacionados con extorsión, soborno, tráfico de influencias, entre otros, tanto cuando surgen de su interior como cuando son sujetos pasivos de los mismos. Es por ello por lo que el profesional debe de actuar con estricta honradez y fidelidad a los principios, junto con conocimientos y habilidades para el buen desempeño, los profesionales deben de caracterizarse por sus principios éticos y honestidad a toda prueba, por su incorruptibilidad, por su disciplina, su espíritu colectivo, por su austeridad, modestia y estilo de vida sencillo.

La ética empresarial es una exigencia de la persona, cualquiera sea su trabajo. El profesional debe tener un comportamiento técnico y humano de excelencia y no puede olvidar que cada uno de los actos puede ocasionar una repercusión muy importante; los empleados no deben de abusar, en ningún caso, de la confianza de la empresa ni aprovechar el trabajo en el mismo en beneficio propio, de familiares o de terceras personas vinculadas al empleado. Los empleados no deben de utilizar en interés personal ni beneficiarse de los activos, medios y recursos de la empresa. Tampoco deben los empleados valerse de su posición en la empresa para obtener ventajas patrimoniales ni aprovechar oportunidades de negocio de las que tengan conocimiento como consecuencia de su actividad laboral, salvo que previamente la empresa haya renunciado a las mismas. De igual manera, los empleados deben de abstenerse de intervenir o influir en la aprobación de facilidades crediticias y otras operaciones o decisiones en las que el empleado, sus familiares y las personas vinculada tengan intereses personales.

La corrupción genera graves problemas sociales y morales. Los empleados que se ven forzados a participar en ella se ven lesionada su dignidad y su integridad moral. Algunos querrán aprovecharse, otros manifestaran su disconformidad con actitudes de absentismo, bajo rendimiento, falta de iniciativa, y si la corrupción arraiga, es probable que los mejores abandonen la empresa. Para poder forjar y construir una cultura ética, se deben de seguir los siguientes puntos:

  • Compromiso en la asignación de recursos por parte de la gerencia.
  • Fundamentación y formación en la identificación y resolución de dilemas éticos.
  • Control para asegurar un cambio organizacional.
  • Sensibilización y concienciación de la necesidad de un actuar ético.

El compromiso de las empresas de, al menos, abstenerse de llevar a cabo actuaciones corruptas y, en posible, de oponerse a ellas y de luchar contra ellas, forma parte de sus deberes morales y de responsabilidad corporativa, porque la corrupción pone en peligro la rentabilidad de la empresa, su continuidad y la calidad de su gestión e impacta negativamente en la sociedad y, sobre todo, porque causa un daño a las personas implicadas y a terceros.

Corrupción en economía y finanzas.

La corrupción es un grave problema humano, social, político, económico y ético; sobre todo en vías de desarrollo. La lucha contra la corrupción es, pues, un deber de los gobiernos, ciudadanos y medios de comunicación, y también de las empresas. Para éstas, constituye una responsabilidad interna, en primer lugar, porque afecta a la cultura de la empresa, su rentabilidad y a su misma capacidad de supervivencia, así como a sus accionistas, directivos y empleados, a sus clientes y proveedores. Y también una responsabilidad externa, porque la empresa tiene unos deberes respecto de la sociedad civil y los ciudadanos.

La corrupción tiene consecuencias para la sociedad y amplía la brecha de la desigualdad, porque es un hecho que este tipo de prácticas cuesta más a los que menos tienen. Pero, aún más sensible es que la consecuencia de la corrupción y la impunidad ha degradado fuertemente la confianza de los mexicanos y contribuido a tener una ciudadanía más escéptica de las instituciones que fueron creadas para mantener un ambiente de seguridad, certidumbre y competitividad en el país.

Las formas de corrupción son muchas, y no muy definidas, porque el fenómeno es complejo y cambiante. Las más típicas son el soborno y la extorsión; algunas formas de comisiones, regalos y favores pueden ser aceptables siempre y cuando no influya en la decisión final de la persona beneficiada. El fraude, la malversación de activos y el desfalco no son corrupción, en sentido estricto, pero suelen incluirse también como prácticas corruptas. De igual manera algunas conductas delictivas que suelen ser consecuencia de la corrupción, como el chantaje, el blanqueo de dinero, mafias, hasta llegar al estado cleptómano, en que los gobernantes no distinguen entre bienes públicos y la propiedad privada.

La corrupción está presente todos los días en la actividad económica nacional en los diferentes niveles de la población, lo que ha llevado a México retroceder en los principales indicadores internacionales anticorrupción.

k

La corrupción se está convirtiendo en una carga para la economía nacional ya que es una práctica que parece ‘inofensiva’, pero que en realidad representa uno de los mayores costos para las finanzas del país.

j

El aumento en el costo de la corrupción deterioró la percepción de México en su lucha contra este mal a nivel internacional y de hecho, llevó a que se colocara en su nivel más alto en el índice de Transparencia Internacional. De acuerdo con el índice de Percepción de Corrupción de 2016, al cierre del año anterior México alcanzó un nada honorable lugar 123 entre 176 economías analizadas. En el año 2000 estaba en la casilla 59.

2017-09-22 19_24_09-ÉTICA, PROFESIÓN Y CIUDADANÍA - Documentos de Google

La corrupción no solo afecta al consumidor, sino también al productor y el impacto que ésta genera en términos económicos, muestra de ello es que los ingresos generados por una actividad como la piratería.

Percepción corrupción: Aldair Morales

Para comenzar debemos entender que la corrupción surge por una serie de factores que la hacen posible, algunos ejemplos de estos factores son, la oportunidad, la necesidad, el mal diseño institucional, la ambición de las personas, la impunidad, la ambigüedad o vaguedad normativa, el exceso de regulación, la ausencia de la regulación, los intereses personales, las presiones de la familia o la sociedad, los ciclos políticos, etcétera.

Pero a pesar de lo anterior, no se puede ubicar a ciencia cierta cuál es la raíz principal que explique todos los casos de la corrupción. Por tanto, tampoco existe una solución que pueda erradicarla por completo. El que existan una gran variedad de casos hace que la corrupción se vuelva voluble y variable, que se encuentre en constante cambio y que a su vez se dificulte su control. Este fenómeno se produce a nivel global, es decir, que ningún país en la actualidad se queda exento de que exista, tampoco existe un tipo de gobierno perfecto o una sociedad inmune a este fenómeno.

Al ser la corrupción un fenómeno presente en todas partes la necesidad de una estructura social se hace imprecisa, es decir que la corrupción deriva en un desentendimiento de un gobierno, dado que la población se hace a la idea de que una estructura de gobierno se vuelve en algo obsoleto e innecesario. Pero en este caso lo ideal es recurrir a la democracia, no por su eficacia, y tampoco por su infalibilidad. Esta es la mejor forma de organizarse debido a que nadie queda excluido. La democracia debe atender las necesidades de la mayoría, para que todos los miembros tengan voz y voto.

Y a todo esto ¿que se desprende de la corrupción, que implica, que problemas causa?, de acuerdo a la información estadística que se obtuvo de la OXFAM de México, la corrupción es el principal generador de pobreza y desigualdad, lo que origina que el 1 por ciento de la población concentre el 21 por ciento de los ingresos totales del país, es decir, más de 3.4 billones de pesos.

Esto por tanto se puede traducir en que, los ricos se hacen cada vez más ricos, y los pobres son cada vez más numerosos; basta señalar que la suma de las fortunas de los cuatro mexicanos más ricos, ascendió al 9.5 por ciento del PIB en el 2014, mientras que, en el 2002, representaban sólo el 2 por ciento del PIB, es decir, han aumentado su patrimonio en 475 por ciento, mientras que el PIB per cápita sólo ha aumentado de 1996 al 2014 a razón del uno por ciento anual.

Esto es un claro ejemplo de que la pobreza y la desigualdad siempre van de la mano, los países que cuentan con una menor diferencia socio-económica entre sus ciudadanos son siempre los que cuentan con un menor índice de pobreza, algunos ejemplos que pueden respaldar esta hipótesis son Dinamarca, Finlandia, Suecia, Bélgica y Holanda, que coincidentemente son los menos desiguales del mundo, y sus habitantes no se encuentran en una situación de pobreza.

Aunado a lo anterior se sabe que México tiene la clase política más numerosa y costosa, además de corrupta e ineficiente, del mundo, por ejemplo, nuestro país cuenta con más diputados y senadores que el Congreso Norteamericano, y mucho mejor pagados que éstos, el Presidente Obama y sus principales Secretarios perciben ingresos y prestaciones muy inferiores a los de Peña Nieto y su gabinete, el Poder Judicial de México, por dar un ejemplo más numérico, se sabe que los ministros de la suprema corte cuentan con un sueldo de 600 mil pesos mensuales, más prestaciones; esto hace que sean los funcionarios públicos mejor pagados del mundo, lo cual resulta incoherente en un país como el nuestro, con una gran mayoría de pobres.

Las elevadas percepciones y el exceso de puestos públicos, administrativos y políticos innecesarios y con percepciones excesivas, producto de la corrupción, también son causa de la desigualdad en los ingresos de los mexicanos y el exagerado gasto corriente improductivo de los tres niveles de gobierno en sueldos de políticos  y funcionarios, es también causa del enorme endeudamiento que existe  a nivel federal, estatal y municipal, que ha desestabilizado las finanzas nacionales, aumentando de manera innecesaria e improductiva la deuda pública, al tener que pagarse por concepto de Servicio de la Deuda Pública, cientos de miles de millones de pesos al año, que crecen cada año sin freno ni control.

Entonces, ¿todo esto como me afecta como persona?, de acuerdo a recursos bibliográficos aunado a las enseñanzas que el tecnológico de monterrey nos brinda, un contador público debe adquirir a gran escala principios y reglas de conducta anexos a la actividad contable, para aplicarlos en la ayuda y mejoramiento oportuno de la calidad de la vida en la comunidad. Además, un contador necesita estudiar pensamientos y generar ideas que desarrollen su nivel intelectual, tomando el pasado como referencia para ampliar sus ideas de tal forma que pueda visualizar un futuro mejor al globalizar los conceptos que continuamente evolucionan, de tal forma que los pueda estandarizar para contribuir a un óptimo desempeño social de la profesión.

Continuamente se nos repite que la profesión de un contador se encuentra en una línea muy delgada entre la legalidad y la ilegalidad, ya que una de las tareas de un contador es contribuir de manera adecuada al gasto público, ayudando, por una parte, a las empresas a pagar un menor monto, sin evadir impuestos, todo dentro del marco de la ley, y si por error o intencionalmente un contador recurre a la ilegalidad en sus acciones, puede, no solamente afectar a la empresa, sino a todo su entorno. El desempeño de una acción ilegal por parte de un contador, resulta en una torre de cartas, el quitar una derrumba toda la estructura, de igual manera, si un contador no es socialmente responsable en su trabajo afecta todo el entorno social.

Finalmente, a lo largo de esta reflexión se ha descrito los problemas de la corrupción en la sociedad y a nivel profesional, pero entonces, ¿Cómo podemos solucionar todo esto? Como muchos saben, en el ámbito profesional los contadores cuentan con muchos lineamientos, normas y reglas, así como con un código de ética que describe de forma clara lo que representa la profesión y como debemos evitar caer en la ilegalidad con nuestras acciones, entonces, nuestra profesión cuenta con varios topes o muros que puede y evitan que generemos más corrupción, aquí, entonces, se puede advertir que la mejor solución es lograr o animar a los maestros que le den un mayor peso a la enseñanza adecuada de estos lineamientos, que no únicamente se concentren en la labor específica y técnica de un contador, sino también, a su desarrollo moral, social y cultural.

Mientras en el ámbito del país existen otras posibles soluciones al problema, algunas pueden ser la transparencia radical, total y digital de la información pública, los incentivos a las denuncias judiciales serias, independencia y potenciación de la auditoría pública, más recursos judiciales contra la corrución, inspección fiscal-laboral, financiación real de los partidos políticos, menos cargos públicos, menor retribución y mayor responsabilidad individual, fomentar y premiar buenas prácticas de administración pública, mayor y mejor educación real, y una mejor sinergia en la sociedad, pero claro todo esto únicamente se podría lograr si la sociedad lo apoya y desea realmente lograr un cambio, por desgracia los ciudadanos mexicanos se quejan continuamente, pero no desean trabajar para lograr un cambio en nuestro país, prefieren estancarse a trabajar o desempeñar una labor que derive en un cambio, la sociedad mexicana constantemente camina más hacia la flojera y el desentendimiento de sus problemas.

Y honestamente al gobierno le conviene mucho esta situación, ya que de esta forma cuentan con gobernados que prefieren seguir sufriendo a trabajar para lograr un cambio.

 

Bibliografía

Kaiser, M. (2014). El combate a la corrupción: la gran tarea pendiente en México. México: Editorial Miguel Ángel Porrúa. Retrieved from http://0-www.ebrary.com.millenium.itesm.mx

Antonio Simancas Robles. (2016). Corrupción en México genera pobreza y desigualdad. 15/08/2017, de Revista Perfiles Sitio web: http://revistaperfiles.org/2/index.php/opinion/opinion/un-poco-de-todo/2128-1011

José Alejandro Guevara – Diana Vidalcy Giraldo Z. – Dianney Gonzalez M. – Henry Cesar Garcia B. (2005). Contribución del profesional contable para la sociedad. 15/08/2017, de Gestiópolis Sitio web: https://www.gestiopolis.com/contribucion-profesional-contable-sociedad/

Andrés Pedreño. (2014). 14 medidas para acabar con la corrupción. 15/08/2017, de IT&IS Sitio web: https://www.euroresidentes.com/empresa/innovacion/12-medidas-para-acabar-con-la

 

Percepción corrupción: Emilio Rosillo

La corrupción es un tema tan extenso, que da lugar a infinidad de publicaciones, estudios, entrevistas, investigaciones, etc. Su presencia en el mundo ha dado lugar a acrecentar y acentuar la pobreza, derribar puentes, distorsionar políticas públicas, generar externalidades negativas; en particular, el caso mexicano, ha demostrado por siglos, que la corrupción es un tema coyuntural y estructural, es decir, ha estado presente en el desarrollo de la historia de México y se ha enraizado en sus tres estructuras más importantes, perdurando hasta hoy: gobierno, población civil y sector empresarial. En este ensayo trataré de manera breve el costo de la corrupción en México, el papel del economista y las posibles soluciones.

El costo de esta práctica para nuestro país en 2015, aunada a la impunidad, según datos del Instituto Mexicano de la Competitividad, fue de 906 millones de pesos. Es decir, en términos del Producto Interno Bruto, alcanzó el 5 por ciento. Esto, per se, no nos dice mucho. Tampoco nos dirá algo que del año 2000 al 2016, su costo se haya incrementado, pasando de los 672 mil millones de pesos, hasta los 2.1 billones en 2016. No es, si no hasta que lo ponemos en términos del costo de oportunidad que comprendemos su magintud: es 31 veces el presupuesto del Seguro Popular (29 mil millones), todo esto a datos de cierre del 2016. En este sentido, cabría mencionar que el costo económico es escandaloso, pero el costo ciudadano es aún más escandaloso: tan solo el día de hoy, el periódico The New York Times, publica un artículo aludiendo a que el propio Presidente Enrique Peña Nieto (quien no ha sorteado ningún escándalo durante su sexenio con entereza), ha pedido a Claudio X. González, presidente de la ONG, Mexicanos Contra la Corrupción, deje de hablar sobre la misma.

Las externalidades negativas que genera la corrupción no solamente van en detrimento de las políticas públicas que no se han podido implementar correctamente, de la población civil, del sector empresarial; ampliando esta visión, el costo más grande es heredarla a las generaciones venideras. Haciendo una analogía, es irle agregando eslabones a una cadena forjada en hierro, que cada vez se ve más lejana a derribar. Desde esta perspectiva, se hace presente el papel del economista, pues su desempeño en diversas secretarías y su presencia en la cabeza de dos Secretarías de Estado, requiere evaluar su ejercicio profesional en el ámbito público. En particular, este sexenio ha dejado entrever el deficiente papel de la profesión económica, pues su ejercicio a través de la función pública ha estado plagado de irregularidades, escándalos de corrupción, recortes malogrados, obras públicas ineficientes, licitaciones por asignación directa, simulación y robo.

El economista, entonces, como uno de los máximos representantes de las fallas del gobierno en turno, y administraciones pasadas, tendría que replantearse si su profesión responde a “asignar de manera eficiente los recursos escasos a múltiples y diversas alternativas”. Si nosotros, en un ejercicio muy burdo, comprendemos que el dinero es un bien escaso, que la honestidad lo es aún más, y que ante los múltiples destinos que estos pueden tener, la mejor y más eficiente asignación será la que brinde el mayor beneficio a la población. En este punto puedo asegurar que diseñar propuestas y proponer iniciativas de prevención, no es cosa sencilla. El Sistema Nacional Anticorrupción es prueba de ello, un aparato legal con una gran maquinaria cuyo funcionamiento se ha postergado, y una vez llegada su fecha de inicio, se ha mal implementado.

El imaginario colectivo del mexicano requiere que los jóvenes profesionistas o semi profesionistas, comiencen a proyectar en líneas de acción desde su experiencia personal, formación ética y profesional, el nuevo camino que debe caminar la sociedad mexicana. Es menester cuestionar y cuestionarse, proponer y proponerse; es decir, la urgencia de una conciencia crítica, propositiva y proactiva, con independencia de la posición, profesión, decil, religión, y partido, ya nos ha superado. El primer paso de la solución que vislumbro y que pocos están dispuestos a llevar a cabo inicia por esta conciencia; será trabajo nuestro impulsar cada pequeña acción que podamos por lograrlo.

 

 

 

Referencias

Ahmed, A. (2017). A Scion of Mexico Fights Corruption, and Becomes a Target. The New York Times portal web. Recuperado de: https://www.nytimes.com/2017/08/30/world/americas/mexico-claudio-gonzalez-laporte.html

Hernández, L. (2015). SEP se mantiene como reina del presupuesto para 2016. El Economista portal web. Recuperado de: http://eleconomista.com.mx/sociedad/2015/11/17/sep-se-mantiene-como-reina-presupuesto-2016

Redacción El Financiero. (2017). El Costo de la Corrupción en México en Tres Gráficas. El Financiero portal web. Recuperado de: http://www.elfinanciero.com.mx/economia/el-costo-de-la-corrupcion-en-mexico-en-graficas.html

Percepción corrupción: Daniela Negrete

Antes de profundizar en el tema de la corrupción y los diferentes elementos que la componen, me gustaría definir un concepto sobre la corrupción.

Buscando en internet encontré una que dice lo siguiente “La corrupción es toda acción humana, que transgrede las normas legales y los principios éticos”. Desde mi punto de vista y tomando como base el concepto anterior, definiría la corrupción como un accionar del ser humano, para lograr un objetivo, traspasando todos los valores que existen dentro de la sociedad.

En términos más claros, utilicemos un ejemplo que pienso es el más común porque todos estamos expuestos a este fenómeno; cuando un policía te detiene y te explica que por equis razón eres acreedor a una sanción. La mayoría de las personas y me incluyo dentro de ellas, por desconocimiento o temor, rogamos a la autoridad que no nos sancione, el policía aprovechándose del desconocimiento de la ley por parte de los ciudadanos, nos hace una invitación a colocar algún tipo de “donación” para que evitemos ser sancionados.

El ejemplo anterior es muy burdo, pero creo que es el ejemplo más claro que podría definir la corrupción, porque claro que la corrupción llega hasta los niveles jerárquicos más altos, pero he aquí la base de todo ese sistema.

Relacionar este tema con la profesión que ejerzo y que seguiré ejerciendo a lo largo de mi vida laboral, pues es un tema que siempre estará muy presente, no nada más en mi profesión, si no en cualquier ámbito, al final del día todo gira en base al dinero, es decir, todo gira en torno a la economía. De ahí se desprenden diferentes factores que influyen en el desarrollo de un país, en la calidad de vida y demás, no nos vayamos tan lejos, un tema que podemos visualizar todos y que es corrupción en su máxima expresión, es que familiares de nuestro presidente tengan puestos dentro del gobierno aún cuando carecen de preparación y/o estudios que permitan desarrollar un puesto de esa índole.

Me gustaría que más gente y me incluyo tomemos conciencia de que todos estos actos de corrupción, nunca permitirán que nos desarrollemos como una sociedad y tengamos una calidad de vida mucho mejor. Y de aquí mismo se desprende la solución, soy fiel creyente de que no podemos cambiar a todo el mundo, pero podemos empezar por nosotros, no haciendo las mismas cosas que los demás, si por desgracia o por descuido somos acreedores a una sanción, pues no fomentemos un acto de corrupción. Acatemos las consecuencias de nuestros actos, y sólo de esa manera podemos colaborar a que poco a poco se vaya erradicando este problema. Evidentemente todo esto debería de ir acompañado de iniciativas por parte del gobierno para mejorar sueldos, mayores oportunidades de trabajo, trabajos adecuadamente remunerados, educación, fomento de valores y un sinfín de cosas que nos podrían ayudar a mejorar como sociedad, ya que es un tema no solamente de crear conciencia, si no es un tema cultural y de educación.

Percepción corrupción: Stephanie Torillo

La corrupción en México y en todo el mundo se ha originado por la ambición, necesidad, mal diseño institucional, impunidad, ambigüedad, intereses personales o la propia ausencia de regulación por parte de nuestros gobernantes. Hoy en día, no existe alguna forma para combatir este suceso ya que no se ha encontrado cual es la causa raíz que origine este suceso; pero si se pretende combatir este suceso quien lo debe de realizar es el Estado Democrático ya que se trata de la protección de los cuatro elementos fundamentales del sistema democrático:

  1. Funciones del Estado.
  2. Recopilación e interpretación de las necesidades y prioridades de la sociedad.
  3. Transformación de las prioridades en acciones concretas del gobierno.
  4. Rendición de cuentas.

Durante varios años, la corrupción ha sido definida como la violación de los derechos fundamentales de los ciudadanos como acto voluntario y consciente, beneficio personal o la propia utilización de recursos del Estado (hablando del sector público); de acuerdo con Max Kaiser no hay país que se salve de este fenómeno, ni tipo de gobierno, ni estructura humana que asegure que es inmune a este.

La medición de la corrupción es casi imposible ya que una vez que los actos son descubiertos se deberán de clasificar y contabilizar, pero es en ese momento en donde entra la opacidad, complicidad y la impunidad por lo que la medición es prácticamente imposible; para la corrección de estas dificultades y tener un acercamiento más preciso se han diseñado indicadores que sirven a aproximarse a un número de casos reales, así como a comportamientos de la ciudadanía y de las propias autoridades.

Las mediciones más utilizadas son los índices de percepción las cuales consisten en aplicar encuestas a ciudadanos y paneles de expertos para de esta forma conocer la apreciación acerca de los niveles de corrupción en un país y en algunas de sus instituciones.

De acuerdo con la Transparencia Internacional; los niveles de percepción de la corrupción en México son alarmantes y los intentos para reducir esto son casi imposibles. En 2015, México obtuvo una calificación de 35 puntos de 100 posibles y el lugar 95 de 168 países. La situación en la que se encuentra México no es alentadora en el momento que se le compara con países miembros de organismos internacionales ni tampoco cuando se le compara con países con características similares.

Por otro lado, de acuerdo con la OCDE, México se encuentra como el país más corrupto y para que se pudiera recuperar necesitarían pasar 40 años; paradójicamente, México se encuentra dentro de las primeras 20 economías del mundo y dentro de los 20 países más corruptos de todo el mundo. El gobierno ha destinado un presupuesto destinado a combatir la corrupción y la impunidad, pero no parece que esto tenga respuesta con la corrupción generada; se han invertido cada vez más recursos y sin embargo la percepción de la corrupción sigue en aumento.

Con respecto al sector privado, se ha encontrado que entre los cinco principales delitos económicos se encuentra el fraude en compras, fraude contable, manipulación de estados financieros para mejorar las cifras: créditos bancarios, manipulación de información por parte de los accionistas. Según la Encuesta de Fraude y Corrupción de KPMG, 44% de las empresas en México realizan pagos extraoficiales a funcionarios públicos, es decir, son partícipes de la corrupción.

Algunas de las implicaciones económicas que han surgido tras la corrupción son:

  • Aumento de la carga fiscal de Pemex (Debe de contribuir el 4.7% del PIB con el fin que siga sosteniendo cerca del 30% de sus ingresos).
  • No aumentaran significativamente el nivel de actividad económica y de generación de empleos.
  • El gasto publico continuara destinándose mayormente a gasto corriente (Destinar ingresos petroleros a fondos de inversión).
  • Aumento de la deuda pública.

La corrupción tiene consecuencias para la sociedad y amplía la brecha de la desigualdad, porque es un hecho que este tipo de prácticas cuesta más a los que menos tienen. Pero, aún más sensible es que la consecuencia de la corrupción y la impunidad ha degradado fuertemente la confianza de los mexicanos y contribuido a tener una ciudadanía más escéptica de las instituciones que fueron creadas para mantener un ambiente de seguridad, certidumbre y competitividad en el país..

La corrupción es sancionable no solo porque revela la falta de ética de gobernantes y gobernados o porque es un ejemplo de la ilegalidad en la que se vive. Es la principal consecuencia de enormes costos económicos, políticos y sociales, viéndolo como un hábito cotidiano, como una práctica normal o natural en las transacciones de la vida diaria, de los negocios y del trato con los servidores públicos.

En el ámbito profesional, se debe de anteponer los intereses personales por encima de los de la compañía, ya que esto puede generar un grave riesgo para la compañía en donde se esté trabajando además de generar corrupción en el ámbito laboral. Hoy en día, las empresas cuentan con herramientas especializadas para poder hacer frente a problemas como la extorsión o el soborno; una adecuada herramienta dentro de la empresa permitirá afrontar problemas al interior y exterior de la empresa, evitando millonarias pérdidas y múltiples obstáculos entre el personal.

Una conducta éticamente correcta en los negocios permitirá conseguir el bien de la empresa además que en la empresa pertenecerán personas con calidad moral que serán consideradas no solo como una buena persona si no como una excelente profesional. De igual manera fortalece las relaciones de confianza y credibilidad y por ende desarrolla un bienestar solido de la empresa tanto a nivel interior como exterior aportando pasos firmes para el crecimiento de la compañía y de sus trabajadores.

Un contador debe de tener y desempeñar una conducta que demuestre la utilidad de la misma y para ello se debe de trabajar bajo los estímulos y normas correspondientes; un claro ejemplo de la violación del Código de Ética Profesional del IMCP, fue el Caso ENRON y algunas de las violaciones fueron las siguientes:

  • Se viola la integridad, objetividad y la independencia al evaluar e informar de forma errónea a la sociedad.
  • Los contadores y analistas limitan la exposición de la información para evitar un adecuado escaneo de la empresa.
  • Los financieros crean nuevos métodos de proyección que prometen un panorama positivo de desempeño de la empresa.
  • La empresa aplica practicas inadecuadas para incrementar el precio de la energía.

Algunas de las estrategias que se podrían realizar para poder disminuir el suceso de la corrupción en México es: Redacción de un Código de Ética y Responsabilidad Profesional, los códigos deberán de cumplir con los estándares específicos que requiera el tema al que se van a enfocar (Por ejemplo: Violencia contra las mujeres y niños), Modificación de la Ley de Contratos del Estado/Sector Publico, Transparencia radical, total y digital de la información pública, Inspección fiscal-laboral y guerra total a la economía sumergida, Financiación real de los partidos políticos y Disminución de los paraísos fiscales.

En mi opinión la manera en la que se podría disminuir y no tanto eliminar es tomando cartas en el asunto con respecto a las anomalías que existen con respecto a los gastos que tienen los servidores públicos ya que hoy en día en lugar de buscar un beneficio a la sociedad buscan el beneficio propio.

BIBLIOGRAFIA

Kaiser, Max. El combate a la corrupción: la gran tarea pendiente en México. México: Editorial Miguel Ángel Porrúa, 2014. ProQuest ebrary. Web. 15 August 2017.

Ethics Global: Fomentando Valores . (2015). La corrupción en el ámbito laboral. Ethics Global Sitio web: https://ethicsglobal.com/la-corrupcion-en-el-ambito-laboral/ Recuperado 15 Agosto 2017

Perez, Soraya (2017). Los efectos de la corrupción. El Economista Sitio web: http://eleconomista.com.mx/columnas/columna-especial-politica/2017/04/20/efectos-corrupcion Recuperado 15 Agosto 2017

Saldaña, Sergio (2014). 10 consecuencias económicas. Forbes Mexico Sitio web: https://www.forbes.com.mx/10-consecuencias-economicas-de-la-reforma-energetica/ Recuperado 15 Agosto 2017

Casar, Amparo. México: Anatomía de la Corrupción. México. México Contra la Corrupcion y la Impunidad, 2014. Web http://imco.org.mx/wp-content/uploads/2016/10/2016-Anatomia_Corrupcion_2-Documento.pdf Recuperado 15 Agosto 2017

Percepción corrupción: Rodrigo González

Cuando me preguntan ¿qué es la corrupción para mí? se me vienen muchas repuestas a la mente, como que la corrupción es el peor cáncer de México, es el lastre del crecimiento económico en el país, es un factor “cultural”, es el reto de la política del 2018, etcétera. Pero todas esas respuestas son subjetivas, objetivamente ¿Qué es la corrupción? MacRae menciona que la corrupción es un intercambio privado entre dos partes, el cual tiene influencia en la distribución de recursos, involucra el uso o abuso de recursos públicos para fines privados e implica la expectativa de una ganancia neta para ambas partes.

La situación de la corrupción en México es tal, que en 2016 Transparency International en conjunto con su similar nacional Transparencia Mexicana publicaron el Índice de Percepción de Corrupción ubicando a México en la posición 95 de 168 países estudiados. Esta posición está a la par de países como Armenia, Filipinas y Mali, muy lejos de los Dinamarca quien lidera el ranking de menor percepción de corrupción y cerca de Somalia y Corea del Norte que se encuentran en la cola del estudio.

En el blog Economistas frente a la crisis, en su publicación “Consecuencias económicas de la corrupción” señalan que como resultado de la corrupción la eficiencia del gasto público se reduce, se distorsiona la estructura del aparato productivo, se desalienta al contribuyente y se deteriora la imagen exterior de los países. Esto se traduce en una peor calidad de vida para los habitantes de los países con altos índices de corrupción, pues al no tener unas finanzas públicas sanas se puede caer en el error de dejar de creer en el Estado como figura recaudatoria y todos los gastos en bienes públicos que los gobiernos hacen disminuirían significativamente, haciendo a un lado los intereses de la gente y quitándole derechos universales como salud y educación de calidad.

Aunque se ha trabajado mucho en materia de corrupción (por parte de la sociedad y parcialmente por el gobierno) queda un largo tramo por recorrer, se tienen que asumir y fomentar la sensibilidad hacia el fraude y la corrupción, como sociedad tenemos que exigir que exista transparencia en todo aquello donde se utilicen recursos públicos, se tiene que combatir la impunidad para que exista un verdadero cambio y haya una medida disuasoria en aquellos que presentan comportamientos corruptos mediante una administración de justicia eficiente, aumentando el control social sobre las instituciones públicas y si algunas presenta problemas se tendrán que eliminar o renovar bajo nuevas reglas.

Creo que la línea de acción más efectiva es educar en la honradez mediante el ejemplo, los padres de familia son los que pueden influir en la educación de sus hijos y orientarla hacia una donde la honradez sea un pilar que marque el futuro ético y moral de sus hijos.

A lo largo de los diferentes encuentros de economistas en el Economic Forum y por la enseñanza histórica que se generó a partir de la segunda guerra mundial, se concluyó que la economía como ciencia debe de tener un fin social, donde se refuerce y consolide una economía de mercado con fines sociales, dependencias gubernamentales que sean eficientes y buscar una política fiscal justa y sostenible a lo largo del tiempo. El gran reto de la economía hoy en día es generar ilusión para la construcción colectiva, que los riesgos sean menores y las oportunidades sean mayores y factibles mientras se alcanzan consensos duraderos económicos y sociales.

El Estado tiene la obligación de brindar un ambiente de bienestar para sus habitantes lo que involucra crear las condiciones de igualdad de oportunidades, hacer que todos los servicios públicos como educación, salud y seguridad sean eficientes que constituyan un factor de competitividad en la economía que aporte cohesión y equilibrio.

Las líneas de acción para combatir la corrupción desde el ámbito de la economía van desde los dos sectores (público y privado). Desde el sector público se tienen que presentar exámenes de confianza antes de entrar a la función pública, esto garantizará que las personas que ocupan los puestos públicos tengan verdadera vocación de servicio, en el tema de economía se tiene que estructurar reformas integrales que promuevan la competencia económica y que combatan y castiguen severamente a aquellas entidades que por medio de la corrupción crean barreras de entrada a aquellos que quieren participar en los mercados. Por su parte, desde el sector privado, a todos aquellos que pretendan ocupar puestos donde se manejen las finanzas de una empresa, se tiene que comprobar que tienen acreditados los exámenes de conocimiento tipo AMIB que están ligados a la CNBV (Secretaria de Hacienda y Crédito Público) los cuales obligan a los egresados en finanzas a pasar el módulo de ética financiera.

Como futuros profesionistas y economistas tenemos que garantizar que exista libre mercado, sin barreras de entrada y garantizar el ejercicio transparente de los recursos públicos y privados que mejoren la calidad de vida de todos de manera homogénea buscando atacar la enorme brecha de desigualdad económica que existe en el país.